La Real Fábrica de Cera fue fundada por Carlos III en 1788 en la calle de la Palma de Madrid. Carlos III mando traer los mejores artesanos de Europa para su puesta en marcha pero no será hasta 1801 que se permite al mercado general acceder a sus productos, tras esa fecha la Fábrica logra rápidamente fama internacional y un reconocido prestigio. Con el paso de unos pocos años la frase firmar "a la luz de la Palma” se convirtió en sinónimo de oficializar alianzas o contratos. La Fabrica de Cera de la Palma continuo su producción hasta 1918 año en que la electricidad convirtió en anecdótico el uso de velas. Los restos de la fábrica, su libro de recetas para velas de aceite, de ballena, cera real, cera de hollín, etc. y parte de los escudilles de bronce y latón usados en su época, languidecieron durante casi 90 años, hasta que Miguel García Balmori, tataranieto de Carducho Ponce en unión de un grupo de colaboradores decidió volver a dar luz a la Palma. Han sido cinco años de duro trabajo para recuperar la gloria de casi III siglos de Luz pero merece la pena y esperamos contar con la colaboración de los nombres más importantes del diseño y la creatividad española, tal y como ocurrió durante el siglo XVIII
Servicios prestados:

Velas Perfumadas, velas de candelabro, grandes velas, velas históricas.

Zonas de trabajo

Nacional e Internacional

España
Personalizar mi experiencia con el uso de cookies

Al continuar en este sitio o utilizar esta aplicación, acepto que el grupo Houzz pueda utilizar cookies y tecnologías similares para mejorar sus productos y servicios, ofrecerme contenido relevante y personalizar mi experiencia. Saber más.