codestudio

Consejos fáciles y rápidos para montar una oficina en casa




Ya sea por preferencia o necesidad, los pisos y apartamentos se han convertido en 2020 en un espacio más de trabajo. Ahora bien, ¿qué hay que hacer si una vivienda no está preparada para actuar como despacho? Lo cierto es que, en la mayoría de casos, la solución es sencilla. De hecho, en Code Studio proponemos varios tips que os ayudarán a transformar cualquier estancia de vuestra casa en una oficina completísima. Tan solo hay que pensar en los elementos esenciales. Vayamos por puntos:


Antes que nada, ¿contáis con alguna habitación libre? En caso de no tenerla, también puede servir el rincón de un salón-comedor, que de normal es la estancia con más metros cuadrados de la casa. Eso sí, a la hora de escoger el espacio, tened en cuenta cuestiones como la ventilación (¡es muy importante poder renovar el aire!), la luz natural (¡una buena iluminación es capaz de cambiar el estado de ánimo en un lunes de mucho trabajo!) o los tonos de la pared. Por regla general, los colores neutros siempre ayudan a concentrarse, y se pueden aplicar fácilmente. ¡Bastará con una buena mano de pintura!


En segundo lugar, pensad en la de horas que se trabaja a la semana: si invertís en un mobiliario de calidad (que no significa necesariamente de diseño), notaréis la comodidad diaria. Os hará falta una silla ajustable a la altura del cuerpo, así como una lámpara o flexo que permita varias intensidades y/o posiciones para regular la luz durante la jornada laboral. También es imprescindible una mesa que, ante todo, sea amplia, flexible y ligera: de este modo se podrá utilizar para las diferentes situaciones del día. Desde comer hasta compartir superficie de trabajo con un compañero de piso, una pareja o los niños, por ejemplo, cuando les toque hacer los deberes.





Hay más detalles a tener en cuenta en relación a la mesa. Si vuestro oficio requiere de muchos dispositivos, se puede optar por un sistema que ordene y redirija los cables del ordenador, la tablet y el móvil (¡fuera enredos, nada de tropiezos!). El tacto es otra consideración fundamental: la mesa debe invitar a apoyarse, manejar el ratón o escribir con ligereza, porque os ayudará a sentiros relajados con el paso de las horas. Como apunte, apostad por los escritorios que incluyan superficies lacadas. ¡Las hay ultra suaves!





¿Y si el piso es muy pequeño? No hay de qué preocuparse: en Code Studio hemos reformado muchísimas viviendas en Bilbao y Madrid, y sabemos lo que hace falta cuando no abundan los metros cuadrados. Una de las mejores opciones (o tal vez la más sencilla y funcional) es adquirir un mueble que esté confeccionado a medida. Sin ir más lejos, se puede plantear una mesa-escritorio que englobe estantería y cajoneras a la vez. Además, pensad que, gracias a los servidores online (las plataformas en red han proliferado en 2020), mantener el papeleo en orden es más fácil que nunca. ¡Ya no hacen falta archivadores por todos lados!





En conclusión, una casa siempre se puede reorganizar en base a los nuevos usos, y a veces es suficiente con hacer unos mínimos ajustes (limitándose incluso a pequeños toques de decoración). Así lo creemos en el equipo de Code Studio: llevamos desde 2016 escuchando a nuestros clientes, cocreando con ellos y, en definitiva, apostando por la personalización al detalle. Por eso justo estamos abiertos a ayudaros: escribidnos si, en el proceso de montar vuestro propio despacho/oficina en casa, os surgen dudas o preguntas. ¡Es hora de cogerle el pulso al teletrabajo!


Diego Gómez

Fundador y Director de Code Studio

Comentarios (6)

España
Personalizar mi experiencia con el uso de cookies

Al continuar en este sitio o utilizar esta aplicación, acepto que el grupo Houzz pueda utilizar cookies y tecnologías similares para mejorar sus productos y servicios, ofrecerme contenido relevante y personalizar mi experiencia. Saber más.