Lavabos para el baño

El lavabo es una de las piezas clave del baño y aseo. Elegir un tipo u otro determinará, sin duda, el estilo de todo el cuarto. A la hora de decantarte por uno, compara los diferentes modelos de lavabos que hay en el mercado. No te olvides de tener en cuenta tus necesidades y las de tu familia, en el caso de compartir baño.

¿Qué tipos de lavabos para el baño hay?


Desde lavabos de diseño a los lavabos de toda la vida. Cada vez es más común optar por modelos más llamativos y atrevidos. Los materiales que hay en la actualidad permiten mucha más versatilidad que antaño. Los tipos más destacados son:

  • Según la posición:

    1. De pedestal: son los más comunes y fáciles de instalar. Se componen de dos piezas: lavabo y pie. No tienen mueble ni encimera y están exentos.
    2. Encastrados: se trata de lavabos empotrados en la encimera, dejando ver el borde. Esto permite que otros elementos cobren protagonismo.
    3. Encastrados bajo encimera: también están empotrados, pero esta vez quedan escondidos. Son más difíciles de instalar que los anteriores.
    4. Sobre encimera: se apoyan directamente sobre la encimera. Los lavabos sobre encimera son especialmente decorativos.
    5. Suspendidos: van sujetos a la pared y no tienen pie ni se apoyan en ningún otro elemento. Los lavabos suspendidos son los más recomendados para baños pequeños.

  • Según los senos:

    1. Un seno: ideales para un uso individual del cuarto de baño.
    2. Dos senos: permiten que dos personas usen el lavabo a la vez. Perfectos para parejas bien avenidas. Conocidos también como lavabos dobles.
    3. Seno desplazado: se trata de un lavabo con un solo seno, pero con espacio a un lado para colocar lo que se necesite en el día a día.

  • Según el material:

    1. Porcelana: muy resistentes y brillantes. Son los más habituales junto con los de cerámica.
    2. Cristal templado: gran resistencia al calor y la humedad. Son muy seguros, pues, de romperse, los lavabos de cristal lo hacen en trozos muy pequeños. Los hay en diferentes colores y en acabado brillante o mate.
    3. Piedra: 100 naturales y muy duraderos. Su cuidado es más delicado. Pese a ello, los lavabos de piedra son muy resistentes al calor y a los golpes.


Encuentra lavabos para el baño. Descubre más productos relacionados en las categorías: Sanitarios y grifería y Baño. Descubre profesionales que pueden ayudarte en: Cocina y baño.
País:
España

Al continuar en este sitio o utilizar esta aplicación, acepto que el grupo Houzz pueda utilizar cookies y tecnologías similares para mejorar sus productos y servicios, ofrecerme contenido relevante y personalizar mi experiencia. Saber más.