Alfombras para salas

Las alfombras para comedor son las que se colocan en los espacios más amplios de la casa para garantizar comodidad, calidez y proteger el suelo. Ya sea con un par de alfombras modernas o unos juegos de alfombras redondas de cualquier estilo, cualquier opción dará un aire especial a tu salón o a tu dormitorio y alargará la vida de tu parqué. Si estás pensando en hacerte con alfombras para tu casa, considera las alfombras lavables y asegúrate de que el material del que están hechas es el adecuado: no hay nada mejor que la lana en invierno, pero en verano el sisal o el yute dan mejores resultados.

¿Qué tipos de alfombras para salas hay?


  • Según el material:

    1. Alfombras de piel: actualmente son imitaciones de piel hechas con fibras sintéticas, aunque todavía es posible encontrar alfombras de piel de vaca y de otros animales. Si te gustan los estampados animales, pero prefieres apostar por lo sintético, hazte con modelos originales como los de imitación de piel de cebra o de oso.
    2. Alfombras de sisal: hechas a partir de las fibras naturales de la planta de sisal, una suculenta, este tipo presenta tonos marrones y amarillentos. El sisal, fresco en verano y abrigado en invierno, pide pocos cuidados.
    3. Alfombras de yute: hechas a partir de las fibras naturales del yute, planta de la familia de las malváceas, acostumbran a ser de tonos marrones, si bien puedes encontrar modelos tintados en tonos rojizos y azulados. Al igual que las de sisal, estas son fáciles de mantener y pueden estar expuestas todo el año.
    4. Alfombras de pvc: a pesar de que muchas veces se colocan en exteriores, su resistencia, fácil limpieza y alegres colores las hacen aptas para cualquier estancia interior. Si buscas un material que pueda imitar las formas y acabados de otros materiales, apuesta por alfombras de polipropileno.
    5. Alfombras de pelo: pueden ser de pelo largo o de pelo corto y, por norma general, piden más cuidado que otros tipos. Las encontrarás en distintos materiales y colores.

  • Según el tamaño: las alfombras para salas son alfombras grandes por definición. Sin embargo, encontrarás modelos de tamaño mediano y pequeño muy útiles para colocar debajo de la mesa del comedor o en la mesa de centro del salón.
  • Según la forma: las alfombras redondas se utilizan en muchas salas de estar porque, a diferencia de las cuadradas y rectangulares, no enmarcan ningún área y, con ello, dan cierta sensación de ligereza en el ambiente. No obstante, no sólo de geometría básica vive la alfombra: hay modelos de forma libre que dejarán boquiabiertos a tus invitados.
  • Según el color: alfombras grises, azules, rosas, blancas… Este es un producto que se comercializa en prácticamente todas las tonalidades.
  • Según el estilo: las alfombras modernas, de líneas básicas y monocolores, ayudan a dar sobriedad a un espacio. En el otro extremo están las alfombras persas y las orientales, que aportan calidez e introducen sinuosidad en las estancias. Si quieres que tu casa esté a la moda, hazte con un par de alfombras de diseño para tu estar.
  • Según el espacio: por sus dimensiones y estampados, estos modelos acostumbran a encajar en habitaciones llenas de vida, como los salones, salas, estudios y dormitorios.


Encuentra alfombras para salas. Descubre más productos relacionados en las categorías: Alfombras exteriores y Felpudos. Descubre profesionales que pueden ayudarte en: Suelos de interior y moquetas y Mobiliario y decoración.
País:
España

Al continuar en este sitio o utilizar esta aplicación, acepto que el grupo Houzz pueda utilizar cookies y tecnologías similares para mejorar sus productos y servicios, ofrecerme contenido relevante y personalizar mi experiencia. Saber más.