ernesto_decorador

EL NEFASTO "TABURETE"

GESTION ESTETICA
9 de Enero de 2020
última modificación:9 de Enero de 2020

Varías veces, como quizás recuerden los usuarios más antiguos, he manifestado por aquí, mi aversión al llamado TABURETE. Me parece oportuno dar mi exploicación de las razones por las que odio a este malformado mueble. Estoy escribiendo una Historía de la Silla y no puedo dejar de reservar un capítulo para este engendro, que no consigo averiguar cuando surgió, ni a cual necesidad satisface.

Las SILLAS es evidente que tiuenen su razón de ser y antes de que se estructurase la ERGONOMIA como disciplina, ya se habían construido miles de modelos. Las personas, tienen unas medidas, que oscilan entre rangos muy similares, en cuanto a altura de sus cuerpos. Pongamos que van de 160 a 190 cm, y pronto descubrieron que lo enfrentado a sillas, o sea MESAS, tenían que tener una altura de 72 a 77 cm. Hasta aquí, todos estaremos de acuerdo. Por alguna extraña razón, que si alguien conoce, le ruego que me la exponga, durante una larga época las camas eran de una altura que obligaba a subirse a ellas con una escalerilla. Incluso llegaron a estar "techadas con un textil, soportado por cuatro columnas, que llamamois dosel. Las "ventas" que frecuentaba D. Quijote, no me consta que tuvieran barra y las mesas eran servidas por orondas camareras y supongo que en todo occidente, se mantuvo la costumbre de emplear mesas.

Los bares actuales, cuentan con una BARRA, pero no sé desde cuando y a quien se le ocurrió, que la misma, se usase con sillas "patilargas" por dar a la citada, una altura absurda. A los romanos, es claro que no, pués usaban una especie de divanes y comían tumbados. En los SALONES de las películas del Oeste americano, he visto barras, pero no recuerdo haberme fijado en los dichosos taburetes.

En mi investigación, he llegado a encontrar taburetes, que se remontarían a la época de los vikingos.

Las Cocinas que usamostienen encimeras qyue rebasan la altura de las mesas y a alguien se le ocurrió dotarlas de BARRAS suplementando la altura de las encimeras y aquí empezó a reinar el intruso TABURETE. La estupidez vino, cuando al prolongar las patas, normalmente incinadas, se empezaron a hacer asientos menores de la ancura de la parte del cuerpo que tenín que acoger y con respaldos insuficientes, por cortos de altura. Al final, el resultado es que podemos encontrar taburetes feísimos, feos, pasables e incluso, ligeramwnte bonitos. Siendo exigente, los he encontrado, hasta estéticos y geniales de diseño, pero no se venden en cualquier sitio.

Lo mejor será pasar a mostrar imágenes y que cada cual opine, como le dé a entender su sentido común:























De momento, lo dejo aquí, pués no se pueden colgar más imágenes, pero volveré al ataque.

Comentarios (4)

España
Personalizar mi experiencia con el uso de cookies

Al continuar en este sitio o utilizar esta aplicación, acepto que el grupo Houzz pueda utilizar cookies y tecnologías similares para mejorar sus productos y servicios, ofrecerme contenido relevante y personalizar mi experiencia. Saber más.