ernesto_decorador

Sentido del "VINTAGE". ¿Que significa y para qué sirve?

GESTION ESTETICA
6 de Diciembre de 2019
última modificación:6 de Diciembre de 2019

Desde que hace algo más de dos décadas, se empezó a oir en el mundo del mueble y la Decoración, la palabra "vintage", Muchos han tratado de conocer su significado y entender la necesidad de su uso. El término proviene del francés y primero tenía relación con la vendimia y el vino. Era una forma de referirse a la bondad o calidad de un caldo, por la fecha de su coseña y la creencia verdadera, de que lo que resulta bueno, puede realmente ir mejorando con el transcurso del tiempo.


Si buscamos su definici´ón, nos encontramos con lo siguiente:

Vintage (cosecha) es el término empleado para referirse a objetos o accesorios con cierta edad, que no pueden aún catalogarse como antigüedades, y que, cómo los buenos vinos, se considera que han mejorado o se han revalorizado con el paso del tiempo.

Hoy en día resulta muy común leer o escuchar el término, para algo que el común de las personas, llamaría simplemente viejo. Hay un error muy común, que consiste en confundir lo VINTAGE, con lo RETRO.. Los objetos vintage y concretamente los muebles, que es de lo que solemos hablar aquí, pueden serlo a partir de veinte años de su construcción, pero la verdad es que resulta más correcto, aplicarlo a cosas fabricadas que van aproximandose a cumplir los cien años..


Un vintage, es tanto más importante, excelente o digno de atesorarse, cuando está a punto de pasar al rango superior, que sería él de la "antigüedad. Lo llamado RETRO, trata de apelar a nuestra nostalgia, adoptando una estética, que puede ser forzada y no necesariamente tiene que proceder o haber sido creada en el pasado. Alguna marca de automóviles, ha empleado líneas que fueron frecuentes en el principio de los coches y resulta un guiño, a veces muy apreciado, evocarlas con tecnología actusalizada. Como en casi cualquier otra cosa, se pueden encontrar imitaciones de vintages, que cabría calificar como objetos simplemente con estética pasada. Un vintage auténtico, resulta fácil de identificar, a poco que se entienda.


Yo hago una clasificación muy personal: Para mi es un vintage, todo aquello, que no merecía el infierno, o el fuego y se quedaba olvidado en una especie de purgatorio, hasta que una sensibilidad un poco educada, le daba la oportunidad de una segunda vida, normalmente, maquillando o haciendo simple cosmética, para que volviera a ser valorado, vestido de domingo y ser digno de aprecio e incluso de verdadero amor. Por causa de ésto, se han estropeado multitud de muebles, a pesar de que los fabricantes se apresuraron a inventar pinturas que funcionasen mal y se dieron en llamar, "pinturas a la tiza".

Dicho todoi lo anterior, resulta que todos nosotros, nacimos en medio de vintages y cuanto más viejos seamos, más calidad tendrán esos objetos, pues las personas en lugar de convertirse en ANTIGÜEDADES, sencillamente se mueren.


No se puede alguien considerar aficionado o profesional del INTERIORISMO y la DECORACION amuebladora, si no PROFESA un nostálgico sentimiento por lo VINTAGE. Dijo un poeta que la palabra NOSTALGIA, era una de las mas bellas del español y pugnaba directamente con la palabra CARIÑO.

Termino diciendo, que resulta necesario y diría que casi imprescindible, colocar un vintage en nuestra vida, como una camisa y una chaqueta, se completan con la inutilidad de una corbata. Si nada nos "ancla" a nuestro pasado, es que estamos oxidados y asumimos nosotros mismos el papel de ser un vintage, que no siempre, o mejor NUNCA, gana con los años.

Todo hogar debería reservat un rincón o un verdadero altar, a algo que hicieron unas personas, con amor y dedicación.


Yo voy a viajar, quemando cincuenta litros de gasolina, para invertir 35 €, en comprar una recía y tosca cuna para recién nacidos, construida hace ochenta y pocos años, para un hijo, que sólo Dios sabe la vida que tuvo. La ofrecen en Internet. El objeto, tiene un sencillo, pero exquisito diseño y unas medidas perfectas. Viene de cuando la vida era tan distinta y dura de vivir, que casi no valía la pena vivirla. Con sólo tocarla, se nos llenará la cabeza de gozos y sombras. Colocada sobre un suelo entarimado, se mece con eficacia, gracias a la forma de las maderas, que alguién supo ensamblar y si la damos un poco de cera y le ponemos flores, seguro que nos habla y nos despierta agradables sensaciones, entre los muebles blancos y las telas grises, de una moda bastante deshumanizada.

Tengo que comprar esa cunita y pensar que quizás sea, como la que JOSE hizo para el JESUS niño en madera de sicomoro, hace 2020 años, Hoy seguimos conmemorando su nacimiento, o eso prefiero pensar, pués cuando he preguntado a un niño ¿Qué es la Navidad?, no digo lo que respondió, porque se me llenan los ojos de lágrimas.

Las luces de la calle, no pueden con la bendita nostalgia.


Ilustro ésto de forma práctica con cuatro sillas, cono recuerdos del pasado, estrenando nueva vida, con una inevitable ALEGRIA, que no necesita turrones, ni villancicos. Se saben bonitas y se sienten orgullosas de poder emocionar y hasta incluso divertir, sin deseo alguno de ser suecas y nuevas.


Dedicado a la pequeña ANGELA, y a su madre MARTA. (Navidad 2019)

Comentarios (4)

España
Personalizar mi experiencia con el uso de cookies

Al continuar en este sitio o utilizar esta aplicación, acepto que el grupo Houzz pueda utilizar cookies y tecnologías similares para mejorar sus productos y servicios, ofrecerme contenido relevante y personalizar mi experiencia. Saber más.